Foro 

Derechos culturales

Una plataforma institucional y jurídica para la transformación cultural

  Resumen 

Miércoles 29 de septiembre, 5:00 pm, Sala C, Fundación Celarg

Las instituciones y el desarrollo endógeno: ¿un reto posible?
Jaime Carrillo, Haiman El Troudi, Arlenys Espinal, Felipe Pérez Martí y Eduardo Samán
Moderadora: Carmen Hernández

De izquierda a derecha: Roberto Hernández Montoya, Carmen Hernández, Jaime Carrillo, Felipe Pérez Martí, Haiman El Troudi, Arlenys Espinal y Eduardo Samán

En la apertura del Foro Una plataforma institucional y jurídica para la transformación cultural, llevada a cabo el día miércoles 29 de septiembre en el Celarg, se plantearon varias premisas que fueron coincidentes entre los  ponentes. Felipe Pérez Martí destacó que la transformación cultural propia de un proceso revolucionario debe concentrarse en la participación como un mecanismo clave para alcanzar el poder popular y su consecuente determinación de soberanía. El pueblo ha demostrado que sabe planificar, evaluar y reformular y por ello, el reto que se plantea ahora es lograr que el presupuesto de la nación sea participativo. Solamente con la participación se podrá superar la condición de pobreza, eliminando los prejuicios tradicionales del pensamiento excluyente que considera que los pobres deben ser educados. Resulta urgente entonces redimensionar las instituciones para que superen su condición de reproducción de modelos de corrupción.

Jaime Carrillo narró la experiencia llevada a cabo en la Unellez con la implementación de cooperativas de producción agrícola que han resultado un buen ejemplo de desarrollo endógeno porque además del dominio de su producción alimentaria, estas comunidades han mejorado sus condiciones económicas y han experimentado transformaciones culturales derivadas de la puesta en práctica de un nuevo modelo organizacional que incluye los saberes  tradicionales.

Haiman El Troudi hizo un diagnóstico de la realidad institucional y citó las palabras de Alí Rodríguez Araque: “tenemos un gobierno revolucionario pero no estamos dentro de un estado revolucionario”, lo cual representa una deuda con el pueblo. Nuestra instituciones fluyen muy lentamente para el nivel de respuesta que reclama el conglomerado nacional. El modelo endógeno local y participativo sólo es posible si las instituciones son  empoderadas por el estamento social protagónico.

Arlenys Espinal agregó que en la activación de un modelo de desarrollo endógeno resulta importante reconocer nuestros legados históricos y sociales y combatir la tendencia exógena con la implementación de los saberes tradicionales como la medicina ancestral.

Eduardo Samán hizo una advertencia que en estos tiempos los bienes intangibles tienden a adquirir mayor valor que los bienes tangibles, y por ello, no debe sorprendernos que una marca pueda obtener más beneficios que una empresa. La propiedad intelectual de la tecnología digital, farmacéutica y del entretenimiento son fuentes de riqueza que dominan el campo trasnacional y afectan a los países como Venezuela que compiten con riqueza material. Nuestro reto es ganar la batalla socioeconómica por medio de un cambio cultural que incluye el conocimiento de los valores propios, como la semilla criolla frente a los transgénicos que dominan en el mercado actual.

Las intervenciones del público enriquecieron los planteamientos con la introducción de elementos como la necesidad de ejercer una revolución en el pensamiento que permita consolidar instituciones para la libertad, la independencia, y la soberanía.

 

  volver